La gran variedad de microclimas de Colombia hacen del país el lugar perfecto para un cultivo ininterrumpido de todas las variedades posibles de cannabis – todo en un ambiente natural y amigo del medio ambiente.

Además de beneficiarse consistentemente de luz solar, los floricultores de Colombia se benefician del abundante suministro de agua en el país – una de las naciones con mayor riqueza hídrica del planeta.

Creemos que los consumidores de hoy, conscientes de su salud, informados y críticos, preferirán consumir productos de cannabis completamente naturales – especialmente si son a precios competitivos.

En PharmaCielo estamos completamente comprometidos a asegurar que exista una oferta asequible de opciones de calidad premium en el mercado global.

De igual forma, estamos comprometidos con el uso de prácticas sostenibles en la producción que generen un impacto ambiental positivo para todos – los que consumen y los que no consumen cannabis.

Comprendemos que mientras más lejos estén los cultivos de cannabis de la línea ecuatorial, la flor de cannabis que se cultive será más costosa y menos natural – y al cultivar en sitios no aptos habrá consecuencias negativas para el medio ambiente.

Es así de simple: el cannabis requiere un ciclo constante de 24 horas, 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, para iniciar y mantener su ciclo de florecimiento, la etapa más larga del ciclo de cultivo. Esto la convierte en la etapa con más alto consumo de energía y, por ende, la etapa más costosa para el productor en general.

Y existe sólo una ubicación en el planeta en donde hay un ciclo natural y preciso de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, durante los 365 días del año: la línea ecuatorial.

Aquellos cultivadores que operan algunos grados más al norte o sur de la línea ecuatorial necesitan usar fuentes de luz adicionales, costosas y perjudiciales para el medio ambiente, y otra infraestructura de control climático. Es así de sencillo.

En adición a un constante suministro de luz, el cultivo del cannabis también requiere agua fresca en abundancia y tierra fértil.

Nuestras operaciones de cultivo natural están ubicadas en, tal vez, la nación ecuatorial más fértil y con más recursos hídricos del planeta: Colombia.

Durante décadas Colombia ha sido uno de los líderes de producción sostenible y exportación de flores ornamentales a todo el mundo – proveyendo más del 75% de todas las flores cortadas que se compran en los Estados Unidos, y aproximadamente el 17% a nivel mundial.

En Colombia, encima de las montañas que rodean a la ciudad de Medellín, se encuentran cientos de hectáreas de invernaderos al aire libre operados por algunos de los más importantes cultivadores y exportadores de flores del país.

En este lugar también encontrará a PharmaCielo – junto a estos floricultores líderes – preparándose para cultivar de manera sostenible cepas naturales de cannabis de la más alta calidad.